25 ene. 2018

Pago de Macharnudo, Pago del Carrascal y Almocaden. Jerez

(2ª Parte)

Como dije en la entrada anterior, publico este vez otro trozo del Mapa Guía del Parque Natural de la Bahía Cádiz, escala 1.50.000, editado por la Junta de Andalucia y el Instituto Geografico Nacional en 1992, y que tenía traspapelado por casa. En esta ocasión se trata del trozo que incluye el Pago de Macharnudo, el Pago de Carrascal, el Pago del Almocaden, además de el Pago Cerro de Santiago, Cerro Corchuelo y el Pago del Amarguillo, estos últimos, quizás en una segunda categoría como "subpagos" (existirá ese término...?).

PAGOS DE MACHARNUDO, CARRASCAL Y ALMOCADEN



Cotas topográficas destacables en este trozo de mapa son los 136 msnm del vértice Haurie, en Macharnudo, que además es vértice geodésico, en cuya cima se construyó una estatua del Sagrado Corazón; los 114 msnm de Cerro Corchuelo, los 112 msnm en Viña del Corregidor o los 94 msnm del Cerro de la Carpintera.

Aparece la Casa de la Compañía, en Macharnudo Alto, La Panameña, La Escribana, además de el propio Majuelo de Domecq, hoy propiedad de Bodegas Fundador. Numerosísimos son los vinos antiguos y no tan antiguos que hacen mención en sus etiquetas a este afamado pago jerezano: Agustín Blazquez, Pedro Domecq, Marqués del Mérito, C.del Pino*, etc., indicaban que sus uvas procedían de este pago. Hoy en día, bodegas como González Byass también hacen mención a este hecho.

Imágen de etiqueta de Todocolección.net
* "C. del Pino": Bodega Cayetano del Pino



Sagrado Corazón, en Haurie.
(Foto de Rafael de la Cruz, de Enotour)


En El Carrascal, por supuesto, el Cortijo de la Canariera y Cortijo Romano, de González Byass,  El Corregidor, El Telégrafo, etc. Vinos antiguos de González Byass hacían mención a Viña Romano en sus etiquetas, y Bodegas Sandeman, que fue propietaria de El Corregidor, también hacia mencion a esta viña en algunos de sus vinos.
De la viña de El Corregidor proceden hoy día las uvas de palomino con las que las Bodegas Luis Pérez elaboran sus vinos sin encabezar de la gama La Barajuela (Fino, Oloroso y Raya)

Cortijo El Corregidor




En el Pago del  Almocaden, el Cortijo Matamoros o Cortijo Romana Grande. Curioso apelativo el de Almocadén, nombre que también tienen unas bodegas jerezanas de la calle Jardinillo, Bodegas Almocaden. 
Dice de el mismo don Diego Parada y Barreto en su libro "Noticias sobre la Historia y el estado actual del Cultivo de la vid y del Comercio vinatero de Jerez de la Frontera" (gran título, por cierto):

Este pago, uno de los más estimados por sus productos, se halla comprendido entre Carrascal y Macharnudo al N. de la población y orillas del camino de Trebujena, donde recibe este el nombre de hijuela del Almocaden: comprende de unas 90 a 100 aranzadas con excelentes tierras albarizas y sus vidueños son el palomino y una parte de mantúo moscatel y otras especies: su viña más notable es la llamada Matamoros, nombre que parece tener relación con el del pago, que es árabe, y significa como es sabido capitan ó caudillo de tropas guardadora de los campos.


En fin, hay que ver lo que da de si el mapita dichoso: Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Seguiré la próxima vez con la zona de Sanlucar y Chipiona, donde también aparecen Miraflores o el Carrascal sanluqueño, pues efectivamente son dos los pagos con ese nombre.



18 ene. 2018

Pago de Añina, Pago de Balbaina y Los Cuadrados. Jerez.



He vuelto a encontrar un antiguo mapa que tenía extraviado, bueno, antiguo, tampoco es una reliquia, es de 1992. Primera Edición de Parque Natural de la Bahía de Cádiz , escala 1:50.000, editado por la Junta de Andalucía y el Instituto Gegráfico Nacional.
Un mapa muy interesante que, por la costa se extiende desde Chipiona hasta Chiclana, incluida obviamente toda la Bahía de Cádiz, pero que por el interior alcanza hasta Jerez de la Frontera y parte de los términos municipales de Puerto Real, Puerto de Santa María y Chiclana, Rota, Chipiona y Sanlucar.

El caso es que he fotografiado la parte que me interesa, la de los Pagos y viñas jerezanas. En esta primera entrega que publico en el blog, aparece el Pago de Balbaina (Balbaina Alta - Jerez y Balbaina Baja - El Puerto), que incluye a Los Cuadrados, y el Pago de Añina.

 [Nota: El límite de los términos municipales de Jerez de la Frontera y El Puerto de Santa María es una linea de rayas y cruces +---+---+].

También aparecen las cotas topográficas, y así podemos apreciar los 105 msnm del Cerro Cuadrado, los 101 msnm del Cerro Balbaina, y los 113 msnm del Cerro Orbaneja.

PAGOS DE BALBAINA Y AÑINA



Multitud de viñas, casas de viña, pozos, arroyos, veredas y cañadas aparecen destacadas, incluyendo el símbolo de "cultivo de viña" (en verde).
En Pago Balbaina Alta, vemos por ejemplo, Viña Los Beatos, Casa del Cuco, Casa de la Plantalina, Casa de La Guita, Casa de la Esperanza o Casa Viña del Calderín.

Casa de La Esperanza (Balbaina Alta)
En Balbaína Baja, que es la parte portuense tenemos, por ejemplo, la Casa Nuestra Señora del Carmen, La Bizarrona, Casa de la Tula o la Casa de Las Ánimas.

Viña La Guita

Y en el Pago de Añina, Cortijo de Las Cañas, Cortijo del Álamo, Lagar Las Conchas, Casa del Caribe, o Nuestra Señora de Las Mercedes.

Algunas etiquetas de vinos antiguos incluían la procedencia de las uvas, de que pago y de que viña concreta como en este Fino Cuco de Barbadillo, que aunque no lo especifica directamente, todo hace indicar que procede de la viña Casa del Cuco.

(Foto de Todocolección.net)
Otro día pondré el trozo correspondiente a Macharnudo, Carrascal, o Miraflores, que también aparecen en este Mapa Guia del Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

12 ene. 2018

Las Edades de la Manzanilla de Sanlucar.





Cuando empecé a interesarme por el mundo del vino de Jerez, teniendo en cuenta que no soy un local, si no que llegué a Cádiz ya con veintipocos años, y poco o nada sabía yo del Jerez entonces - una de las cosas que me sorprendieron fue que las bodegas de fino, las de El Puerto o Jerez, tenían una sola marca de vino fino, por ejemplo, González Byass, "Tio Pepe", Osborne "Fino Quinta", Domecq (por aquél entonces existía Domecq) "La Ina" etc, etc, por poner tres de las más típicas.


Pero las bodegas de Manzanilla tenían dos, tres o hasta cuatro marcas de Manzanilla: por ejemplo recuerdo que Bodegas Argüeso tenía una manzanilla "Argüeso", otra que era "Las Medallas de Argüeso", tenía también "San León" y aún tenía otra más que era "San León Reserva de la Familia". Es el caso más extremo, con cuatro marcas. Barbadillo, por ejemplo, solo tenía dos, que yo recuerde de esa época "Muyfina" y "Solear"; bueno, y la "Solear en Rama" , la de la saca estacional que era algo más especial. Es decir, que las bodegas de Sanlucar tenían casi todas mínimo dos marcas de Manzanilla, una manzanilla fina, con la mínima crianza legal posible, entre dos y tres años, y otra, o más, con diferentes edades, cinco años, siete años, etc, y ahí entramos en el terreno de las Manzanillas Pasadas.


Actualmente la cosa va más o menos por el estilo, pero sigue resultando complicado saber - cuando estás frente a ellas en el lineal, al menos entre las manzanillas comerciales - cuantos años de crianza tienen, partiendo de que los términos "fina" "pasada", "amontillada" "olorosa", etc están casi casi desaparecidos, bien por decreto, bien por simplificar una nomenclatura que tenía su encanto pero era muy tediosa.
 El caso es que hoy en día te puedes encontrar en el mercado más de una docena de marcas con la única mención "Manzanilla" , a secas, pero con una amplia diferencia de edades, es decir de tiempo de crianza biológica.

He aquí una tabla con 12 de esas manzanillas más o menos comerciales, con sus tiempos de crianza biológica - según he sacado de las páginas webs de las distintas bodegas (están puestas al azar, según se me iban ocurriendo)


Como vemos, la horquilla va desde los legales 2-3 años - continua la ambigüedad en algunos casos - que marca el Consejo Regulador, hasta los "más de 8" que firma Piñero que tiene la Manzanilla Maruja. Más o menos la media anda entorno a los 5 años, pero no deja de ser curioso que entre "La Guita" y "La Goya" haya 3 años de diferencia, por ejemplo; o que "Las Medallas..." tenga la misma crianza que "Gabriela".

[Nota: sin noticias de "Papirusa", no he conseguido saber el dato exacto].

En fin, ahí lo dejo. 

Ahora me viene a la memoria el título de una columna de opinión del Diario Menorca que leía mi padre que se llamaba (y se sigue llamando) "Sorprende y no sorprende".


28 nov. 2017

Zuccardi Serie A Malbec 2016

Zuccardi Serie A Malbec 2016

Zuccardi Serie A Malbec 2016
Malbec 100%
13% vol

Bodegas Familia Zuccardi
Valle de Uco, Mendoza (Argentina)


Hoy tengo en el escaparate un vino argentino. Recuerdo hace unos años un pequeño restaurante argentino en La Linea de la Concepción (Cádiz) que por entonces frecuentaba bastante por cuestiones de trabajo, que me dió a probar mis primeros Malbecs junto con algún corte espectacular de carne argentina, un poquito de picaña, de tira de asado  - aquí me columpié con el amigo porque le dije: "Que bueno, cortáis las costillas al revés!! " y me dijo: " No, las costillas se cortan así; los que las cortáis al revés sois vosotros" - (Nunca mais le dije nada). También tenía un chorizo criollo fantástico. Disfutaba muchísimo charlando de vinos argentinos y españoles con el dueño mientras me preparaba algo, con ese soniquete que tiene el acento argentino.
Bueno, total, que allí probé mis primeros Vinos de Mendoza, que es quizás la región más conocida y la que concentra la mayor producción de vinos; una región más o menos en el centro de Argentina y a los pies de la Coordillera de los Andes. Pero Mendoza es una región también muy extensa que a su vez se divide en subregiones, y una de ellas esta de donde procede este Zuccardi Malbec: El Valle de Uco.

Mirad que mapa más molón tienen en http://www.winesofargentina.org



Siempre me gusta ubicar en un mapa los vinos que consumo, así uno aprende además algo de geografía que nunca viene mal.
Zuccardi además, o mejor dicho, la Familia Zuccardi [web], es una de las principales familias bodegueras de la zona, y Sebastian Zuccardi, 3ª Generación, a sus 'treintaypocos' tacos, como decía Sabina,  ha sido, digamos, nominado por la Revista Decanter como el Top 1 de los enólogos de todo el cono sur, que se dice pronto. Vamos un crack, por raíces, por aprendizaje, por innovación y porque además hace unos vinos cojonudos.`

[Cuando digo a los pies de los Andes digo a los pies de los Andes]

ZUCCARDI SERIE A: Esta  gama de vinos, la Serie A, o serie Argentina, " ...revela la riqueza de suelos y microclimas de nuestro pais, a través de vinos que expresan de modo sobresaliente cada variedad de uva. Argentina es la esencia e identidad propia de este vino".
Hasta siete referencias comoponen esta Serie A, la mayoría monovarietales, Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Torrontés...algún rosado, como el Malbec Rosé, y un blanco ensamblado con Chardonnay y Vionier.



Me gusta el Malbec de Zuccardi. Tiene un ligero toque de madera por que solo se cría en barrica de roble una parte del volumen total. Entonces la fruta negra predomina sobre todo el vino pero ese toque sutil de madera es muy agradable. Es un vino joven, está claro, pero es diferente. Fresco, delicado, ligero, con una acidez muy fina pero lo que notas en la boca es que tiene fuerza y vigor.

Queda pendiente el Zuccardi Serie A Torrontés, que también lo tengo por aquí, y al que tengo unas ganas locas de hincarle el diente. 







9 nov. 2017

International Sherry Week 2017. Vinos de Jerez.

International Sherry Week 2017. 
Vinos de Jerez.

Los eventos gastronómicos y las catas de vinos se disparan esta semana durante la International Sherry Week. Menús, catas, visitas a bodegas etc se suceden por todo el orbe, creo que van contabilizados unos 2000.

En El Puerto de Santa María, uno a destacar:




21 sept. 2017

Lustau Single Cask Dry Oloroso 2000

Lustau Single Cask
Dry Oloroso
Special Edition 2000
20% vol.
Bodegas Lustau
D.O. Jerez


El último tesoro de Jerez
para los aficionados a jereces especiales.



Surgen en los últimos tiempos hasta de debajo de las piedras, figuradamente hablando, vinos del Marco del Jerez con añada, es decir con indicación de la cosecha correspondiente en su etiqueta, algo que puede empezar a llamar la atención del neófito pero que conviene recordar que tiempo atrás cuando el sistema jerezano de Soleras y Criaderas era una idea vaga en la mente creativa de los bodegueros, los vinos de Jerez como en cualquier otra zona productora eran vinos de cosecha; se vendimiaba, se hacia el vino, se metía en una bota y criar X años, era pues una crianza estática.
Una vez establecido como "tradicional" el sistema de crianza dinámico, de mezclas de cosechas, lo que conocemos por Soleras y Criaderas, muchas de las grandes bodegas pudientes empezaron a guardar algo de vino en "estático" de cada una de las añadas, y así hoy tenemos olorosos, amontillados o palos cortados, incluso finos, con indicación de la cosecha a la que pertenece, de bodegas como Williams & Humbert, González Byass, Tradición, Lustau, etc, sobre todo me consta que la primera es la que tiene la mayor colección de añadas del Marco.

En la foto tenemos una bota de oloroso de 1975 de Bodegas Tradición, donde indica además que hay 9 botas del mismo año - 1 de 9. Vemos que está sellada, y de aquí no sale una gota de vino hasta que el jefe lo diga.



Pues bien, Bodegas Lustau, ha sido otra de las firmas aficionadas, en las últimas décadas a guardar y sacar al mercado de vez en cuando vinos con indicación de la cosecha, como el gran Oloroso de Añada 1997 (también hubo ediciones en 1989 y 1990). 
Un oloroso "abocado" es en teoría un vino un poquito dulce - ya les conté algo más aquí sobre este vinoÉste se obtuvo solo con uva Palomino, y cuyo dulzor procede de una fermentación incompleta que dejó en el vino parte de azúcar residual, en concreto 160 gr/L, pero no es un Cream por no ser un vino de cabeceo o mezcla y no haber sido sometido a la crianza en solera. La crianza estática en botas de roble americano fue de unos 13 años y salieron al mercado en 2010, unas 14000 botellas numeradas de medio litro. Un vino muy, muy recomendable.




 Al margen de todos esto de los jereces de Añada, en una de mis últimas catas con nuestro genial grupo de cata Naridecorcho portuense (aquí podéis ver fotos de todas nuestras catas y otras más) como decía, en una de nuestras catas apareció este Lustau Single Cask Sherry, que os traigo hoy, otra rareza de Bodegas Lustau, con la larguísima especificación Single Cask Sherry Year 2000 Special Edition Dry Oloroso Matured by Emilio Lustau S.A. Selected by Juan Fuentes "Cellarmaster". 
Una edición especial compuesta por una completa gama de vinos, según indica la contraetiqueta, de 'Fino Amontillado, Amontillado Fino, Manzanilla Amontillada, Amontillado Viejo, Palo Cortado y Olorosos secos y jereces dulces envejecidos', pero que no se trata, como puediera parecer,  de un Oloroso de Añada. Se trata de una selección por parte del 'cellarmaster' Juan Fuentes, el maestro bodeguero de entonces, anterior al gran Lozano,  de una única bota, la mejor, de cada estilo, en una edición especial que salieron al mercado en el 2000.
En concreto este Dry Oloroso procede de una única bota de una vieja solera de la bodega de unos 20 años de crianza, en este caso, dinámica, la tradicional de Soleras y Criaderas.

Contraetiqueta
Un gran vino, sin duda, ya descatalogado, 17 años en botella, que no conocía y que no había probado nunca. Una ligera turbidez indicaba que no estaba en su mejor momento, quizás por una mala conservación, pero que en nariz era bravísimo, emocionante. Un acierto de mi amigo Miguel D. por llevarlo a una cata de vinos de crianza biológica. Sí, han leído bien. Pero eso es otra historia...





18 jul. 2017

Jaros Rosado 2016

Jaros Rosado 2016
Tempranillo (Tinto Fino) 100%
14% vol 
Compañía de Viñedos Iberian - Viñas del Jaro
D.O. Ribera del Duero


No es el primer rosado de la Ribera del Duero que pruebo, ni mucho menos,  ni siquiera es el primer rosado de esta bodega que pruebo, ya que tuve la ocasión hace muchos años de catar casi en primicia, aquel Sembro Rosado 2007, un vino que que ya no se elabora, y que fue la primera aproximación al vino rosado de esta bodega, y que ahora, digamos, ha ascendido a la categoría de Jaros, Jaros Rosado.
En cualquier caso, éste es un nuevo vino de la Compañía de Viñedos Iberian, de la familia Osborne-Osborne, de la bodega Viñas del Jaro, una novedad de este verano 2017, elaborado al 100% con la variedad Tinto Fino, o lo que es lo mismo, Tempranillo, de la Finca El Quiñon, que la familia posee en Pesquera de Duero, en Valladolid, en plena "Milla de Oro" de la Ribera del Duero.
Todo un acierto ascender de categoría al vino rosado, darle la importancia que tiene, porque a pesar de las novedades y las modas, creo que sigue en vigor aquél viejo hilo del Foro Verema que decía así como " Porqué está tan denostado el vino rosado...?" [ver aquí...].



Hace poco tuvimos una cata de vinos rosados y entre los asistentes, unos 8, todos aficionados y consumidores de vino, puede comprobar cómo, en general, el vino rosado no formaba parte de sus compras habituales. Todo eso a pesar de que según parece el vino rosado está viviendo desde hace un par de años un 'boom' de crecimiento de consumo, de ventas, de producción, de surgimiento de nuevas marcas, etc, etc. Vinos rosados de toda una amplia paleta de colores, desde los más pálidos o de estilo provenzal, hasta los más intensos con colores chillones, fucsia intenso, con aspecto de tinto claro, o clarete. Hay de todos los colores y para todos los gustos.

En el caso de Jaros Rosado, es un vino elaborado por el método tradicional del sangrado, con una más que limitada producción de 6842 botellas, y una vinificación muy bien trabajada. Selección de uva en mesa, empleo de nieve carbónica (CO2) para prevenir oxidaciones, y una maceración prefermentativa en frío para preservar colores y aromas. Nada menos que 14% vol de alcohol, demuestra que se ha buscado hacer un rosado con alma de tinto de la Ribera del Duero, el cual servido bien fresco, y en esta época del año es una auténtica delicia.
Tiene buena estructura, cuerpo, potencia pero a la vez tiene la frescura y la fragancia de un rosado.
No quiero decir nada, pero en la cata que comenté anteriormente había uno que decía una y otra vez que no le gustaban los vinos rosados, y sin embargo  fue devorando copa tras copa este Jaros Rosado, así que algo debe tener: que es un vino rosado que gusta a todo el mundo, incluso a los que perjuran que no les gusta el vino rosado. ahí lo dejo...!

A mi, desde luego, me ha encantado, solo espero pillar alguna que otra botella de esas escasas 6 mil y pico antes de acabe este caluroso verano del 2017.



__________________________

Probado y catado a conciencia  en el nuevo Bar Restaurante Zaccaría, de El Puerto de Santa María. Calle Luna 17.



13 jul. 2017

Manzanilla Ecológica Entusiástico

Segunda edición, podemos decir, de esta Manzanilla Ecológica, la primera manzanilla de Sanlúcar ecológica de la historia, que elabora la bodega Delgado Zuleta y el viticultor Pepe Cabral, de Trebujena, de donde procede la uva palomino de cultivo ecológico.
Es también, y esto corre por mi cuenta, la única manzanilla, al menos que yo sepa, con nombre masculino, 'Entusiástico', y esto es debido a que es una manzanilla que procede del famoso Mosto Entusiástico, un mosto del Pago de Burujena, en Trebujena, que elabora Pepe Cabral y que se encarga de presentar año tras año, cosecha tras cosecha, en el Castillo del Altozano, en Trebujena, junto con las entregas anuales de las 'chambras' de crudillo, chaquetas típicas de los antiguos viticultores de la zona, a personalidades destacadas del mundo de la viticultura, enologia, la divulgación, etc de los vinos del Marco de Jerez.
Pepe Cabral es uno de los promotores del Grupo Mostolé, una asociación de viticultores de Trebujena que fomentan el cultivo ecológico de la variedad Palomino o Listan,  la recuperación de otras variedades autóctonas casi desaparecidas, y claro está, la elaboración de mostos ecológicos.
(Lo de Mostolé también tiene su gracia, es un juego de palabras en contraposición al Beaujolais francés, primer vino del año, o dicho en trebujenero, Bullulé).

Esta segunda edición o segunda saca fue presentada el pasado mes de octubre, con un nuevo etiquetado, a diferencia de la primera edición [ver aquí..] y ya con aspecto de más manzanilla, la solera ya tiene tres años, y en la contra etiqueta aparece ya que es producida y embotellada por Delgado Zuleta; se refresca cada año con nuevo mosto ecológico y por supuesto, todas las labores de bodega y embotellado son las correspondientes a un vino ecológico certificado.

Yo he tenido la ocasión de probar una con número de lote L10407, que deduzco fue embotellada en Marzo de 2017. y la sensación es que la manzanilla aún se está haciendo, es una manzanilla fina muy aromática y fresca, con cierta untuosidad, con destacadas notas cítricas, poca flor, algo que puede ser lógico en manzanillas tan jóvenes,  - pruébenla junto a una La Goya y verán - y sin embargo algo más de estructura, como si fuera más 'vino blanco con crianza' que manzanilla, no sé si mexplico!!!

En resumen, un vino que sigo bien de cerca, la probé con un año, casi como sobretabla, la probé con dos, en la primera edición y la he probado ahora con tres. Veremos el año que viene ya con cuatro años como se convierte en una auténtica manzanilla de Sanlúcar, eso sí, ecológica.




2 jun. 2017

Viña Galvana 2016, de Delgado Zuleta.

Viña Galvana 2016


Viña Galvana 2016
Palomino fino (85%) y Moscatel de Alejandría (15%)
11% vol.
Bodegas Delgado Zuleta
Vino de la Tierra de Cádiz

Nueva vendimia, nueva cosecha, nueva añada para Viña Galvana, de Bodegas Delgado Zuleta, un vino blanco de la Tierra de Cádiz elaborado con las variedades Palomino Fino (85%) y Moscatel que presenta ahora a principios del mes de Junio su nueva cosecha.

En realidad Viña Galvana no es un vino nuevo, es una marca que Delgado Zuleta lleva trabajando desde los años 70. Sí es cierto que en los últimos años, en general, se está apostando aún más si cabe por los vinos blancos de Cádiz, (marketing incluido...sí), algunos a base de Palomino sola, y otros mezclándola con algo de Moscatel o incluso algo de Pedro Ximénez, por algo son las tres variedades blancas más plantadas en Cádiz, y las únicas permitidas - aunque no es el caso - en el Consejo Regulador Jerez-Xeres-Sherry.

Merece la pena destacar en primer lugar la etiqueta del vino, yo soy muy de etiquetas. Hace dos años se incorporó en la misma dos elementos clave en la idiosincrasia sanluqueña: las Carreras de Caballos en la playa de Bajo de Guía, fiestas declaradas de interés turístico andaluz, nacional, internacional  e interplanetario, si me apuran, que todos los años allá por Agosto tienen lugar en esa playa, y por otro lado el sector pesquero que en el Guadalquivir y frente a las costas de Doñana no es que sea importante, es que es fundamental para, entre otras cosas, tomarte una copa de Viña Galvana con un pescado al horno o unos Langostinos de Sanlúcar. Es más, es que puedes hacerlo todo a la vez: carreras de caballos incluído, y durante la puesta de sol, detalle que también viene reflejado en la etiqueta. 
Es que está apeteciendo que llegue Agosto, pero yá!.

En segundo lugar, el contenido; el vino, vamos. Creo que se está acertando al incluir algo de Moscatel - vinificado en seco, es decir, que el vino no es nada, nada dulce, si acaso algo afrutado, pero muy leve - en el coupage de los vinos blancos de Cádiz. Lo hace más fresco. Alguna bodega, incluso llega más allá y añade algo de Pedro Ximénez, también en seco.  En este caso, y quizás la mano del nuevo enólogo de la bodega Jose Antonio Sánchez Pazo esté detrás, estamos ante un vino muy bien elaborado, muy bien trabajado.  Es refrescante, ligero, sabroso, muy natural, en el sentido amplio de la palabra, y por supuesto muy agradable.

Por cierto, nos cuentan desde la bodega Delgado Zuleta, que trabajan en colaboración con la Cooperativa Católico-Agrícola de Chipiona, sin duda uno de los mejores sitios a donde acudir si buscamos Moscatel de Chipiona, bueno, bueno.

En resumen, que ya tenemos disponible el nuevo Viña Galvana 2016, que de esta cosecha se han elaborado unas 18.000 botellas, y malo será que alguna de ellas no caiga en vuestras manos si bajáis por Cádiz este verano. Seguro, que os gusta.






21 abr. 2017

Pedro Ximénez. Bodega Callejuela.


Pedro Ximénez Callejuela

Pedro Ximénez Callejuela
Pedro Ximénez 100%
16% vol.
Bodegas Callejuela
Sanlucar de Barrameda
D.O. Jerez

Es dulce, es amargo, es ácido y es salado, o salino. !Uhmmm! Los cuatro sabores. ¿faltaría el  umami, o eso es sólo para las comidas? 
Tiene el dulzor de la uva pasa, de la ciruela pasa, del higo seco de Almoharín, en Extremadura, que me encantan en Navidad. 
Tiene el amargor del café solo y sin azúcar, cuando se me olvida echárselo, del chocolate negro al 99% de Lindt, por ejemplo, del regaliz del bueno. 

Tiene la acidez de las gominolas, ese cítrico de las de cocacola, de las que me hinchaba cuando era pequeño, literalmente; y tiene el toque salino o salado, de las playas del sur, del salitre en la piel cuando vienes de la playa, ese que chupas sin querer en el cuello de la mujer, de la tuya, se entiende.

Todo eso, mezclado en un vino denso, denso, oscuro, oscuro, de aspecto yodado (Betadine), con una media de unos 20 años de crianza en botas de roble y una escasísima saca anual. Eso significa que el vino está más tiempo dentro que fuera, de la bota, claro. Por que dentro está unos 20 años, pero fuera, y en botella de 50 cl, pues apenas una tarde, o noche como fue en mi caso.

Según leo, se partió de una media bota de vino que el padre de los actuales propietarios, los hermanos Pepe y Paco Blanco, compró a Domecq hace ya años, y que poco a poco, pero muy poco a poco, han ido mezclando con otros vinos. Cuando por fin un día deciden embotellar algo, solo sacan 200 litros - las cuentas son redondas, ya que hay 400 botellas - y hasta el año que viene. No recuerdo un PX tan exquisito como este, si acaso el de Maestro Sierra, pero es mucho más viejo, o alguno de los grandes de Montilla, como los Toro Albalá, o Perez Barquero, pero este es un top sin duda; y de Sanlúcar, y adictivo.


Dice la bodega:

"Llegan fechas donde el vinos dulce comienza a reinar
 en nuestra mesa, siendo el Pedro Ximénez
 uno de los protagonistas.
Estos Mayetos (personas de campo con un gran conocimiento
de la vid y todas sus labores, que contaban
con viña, lagar propio y bodega, habitualmente pequeña, esos
eran los requisitos para ser Mayeto) 
nos ofrecen un Pedro Ximénez muy viejo
del cual apenas se embotellan 400 botellas al año
con el fin de darle al vino el tiempo que necesita para 
pertenecer a esta gama de vinos viejos".