30 oct. 2013

Los vinos de Sánchez-Romate y El Tabanco de Sevilla

Asistimos el pasado día 25 de Octubre a la inauguración del primer tabanco jerezano de Sevilla, bautizado con el rebuscadísimo nombre de El Tabanco de Sevilla, gracias a la invitación de Probando Probando Comunicación y Gastronomía.
Para un aficionado al vino en general, y al vino de Jerez en particular, uno de los atractivos que tienen este tipo de locales es el hecho de poder tomarte una copa,  o las que hagan falta,  de un buen vino de Jerez servido directamente de las botas con alguna tapa o aperitivo rápido como pueden ser unas aceitunas aliñadas, unos ibéricos al corte sobre un papel de estraza o algún queso artesano de la sierra en aceite de oliva servido en taquitos pinchados de un palillo, por poner tres ejemplos básicos. En Jerez son conocidos entre otros el Tabanco de Plateros, el Tabanco El Pasaje, el de Cesar, y alguno que otro más. En El Pasaje, por ejemplo, los vinos que te sirven son de la bodega El Maestro Sierra, lo cual ya invita y mucho a dejarse caer por ahí de vez en cuando sobre la 1 de la tarde.
En El Tabanco de Sevilla, los vinos son de una de las más antiguas bodegas jerezanas que aún hoy perduran, Sánchez Romate, cuya fundación data de 1781, que fue cuando llegó a Jerez don Juan Sanchez de la Torre, en una época digamos de resurgimiento del comercio y la exportación de los vinos de Jerez tras la convulsa primera mitad del siglo XVIII.


Los vinos de Romate mantienen esa linea entre la sobriedad y el clasicismo de su gama básica - fino, amontillado, oloroso, cream y pedro ximénez - y la innovación aunque con aire retro de la gama Reservas Especiales y la gama Old & Plus, sus vinos más viejos. 
Estos últimos presentados hace pocos años en un formato exclusivo inspirándose en las antiguas botellas de la Marina Real Británica del siglo XVIII, los "Ship´s Decanter", para sus vinos de Sacristía certificados como V.O.R.S. (Very Old Rare Sherry) de una vejez superior a los 30 años. Y muy a tener en cuenta, por su excelente relación calidad precio, la gama Reservas Especiales, con una media de unos 15 años, como el Palo Cortado Regente, elegante, complejo, cálido; un gran vino que, de los que como siempre digo, valen más de lo que cuestan.


No obstante, y como dije al principio, el interés en un tabanco típico jerezano está en los vinos que hay en las botas. Pocas cosas hay más agradables que una copa de vino servida directamente de la bota, y si es por un experto venenciador mucho mejor.


Un fino suave, delicado; un fino al natural, con buena nariz punzante y fresca, y boca intensa, seca pero muy muy agradable. Llegados a este punto, no sabría decir cuántas veces me planté delante del venenciador a pedirle otra copita.
Después le llegó el turno al amontillado, servido en unas botellas también con aire retro, de diseño especial para este establecimiento, me recordó a esas botellas de los vinos del Jura anchas por abajo y de cuello más alto, de color negro. Ahí pecaron en el servicio, pues las botellas llevaban ya servidas un rato, y dispuestas  en la barra justo debajo de un tremendo foco que, sin ningún perdón, calentó en exceso el vino. Amontillado, al que le daré una segunda oportunidad, proximamante, catando el soberbio Non Plus Ultra (NPU).
Ya con los huesos calientes por la copa de amontillado, y mientras la cantaora gaditana Carmen de la Jara se desgañita entre tanguillos y alegrías, no renuncio a probar el famoso brandy de Romate: Cardenal Mendoza.

Los brandies de Romate son también únicos y de gran fama desde que comenzaron a elaborarlos en 1887. Desde el Cardenal Mendoza clásico, hasta el reciente y exclusivo Cardenal Mendoza Non Plus Ultra, pasando por el Cardenal Mendoza Carta Real. Una completísima gama de brandies, con bodega propia, que sitúan a Romate en el liderazgo en este sector. perfectos para una sobremesa larga y amena.


Gracias a Agustín Bonilla, el dueño de El Tabanco de Sevilla, y a los responsables de Probando Probando, Jose Miguel Barrón y Javier Ciézar, por que la organización e este evento fue todo un éxito, y esperamos volver pronto a este singular establecimiento.


El Tabanco de Sevilla                                                                Bodega Sánchez Romate Hermanos.
Calle Rosario, 15                                                                       Calle Leálas, 26-30
41001 SEVILLA                                                                         11404 JEREZ DE LA FRONTERA 



Probando Probando
Comunicación y Gastronomía
Plaza de la Encarnación, 23, 5ºD
41003 SEVILLA
http:www.probandoprobando.es              

1 oct. 2013

La Bota de Palo Cortado Nº 41 Bota NO. Equipo Navazos.

La Bota de Palo Cortado Nº 41. Bota NO.
Equipo Navazos
Palomino 100%
22% vol.
D.O. Jerez


Viejísimo Palo Cortado, de Sanlúcar de Barrameda, procedente de las bodegas de Gaspar Florido, bodegas que fueron compradas hace unos años por las bodegas Pedro Romero. Una solera de unos 100 años, que a su vez pertenecieron a Benito Rodriguez La-Cave, al que los aficionados al jerez reconocemos por su amontillado viejo Quo Vadis?, hoy en manos de Delgado Zuleta, y por la marca de manzanilla Barbiana.
Con estas viejas soleras la bodega Gaspar Florido comercializaba un vino  cuyo dueño llamaba simplemente Jerez Viejísimo GF-25, como dando a entender que llegado un momento, en estos vinos tan viejos de 80, 100 o más años, los conceptos de amontillado, oloroso o palo cortado convergen, y se hace muy complicado realmente identificarlo; lo dejamos en Jerez viejísimo, y tira...!
Ese otro término de "viejísimo" es también de una ambigüedad sin límites cuando nos referimos a vinos de Jerez. De hecho el Consejo Regulador sólo cataloga como VOS a los de más de 20, y VORS a los de más de 30 años, que ya son. Pero es que hay vinos en el Marco de Jerez que realmente no se sabe cuantos años tienen.


Realmente es un vino brutal, de gran concentración, miles de matices en nariz, como los tostados, maderas, barnices, algo de caramelo, fruta escarchada; es tremendamente complejo. En boca es muy salino, con una acidez muy marcada y extrema, muy seco, y eso sí, infinitamente largo, eterno. Una verdadera joya reliquia del pasado.
La verdad es que ha sido un privilegio haber podido incluir este vino en una cata exclusiva de Palos Cortados que tuvo lugar en La Sacristía del Marco de Jerez, en la Taberna d´Er Guerrita, y en la que en cata ciega nos enfrentamos unos elegidos a estos otros grandísimos vinos del Marco, de los que nada menos que 7 eran VORS, vinos de más de 30 años de vejez media, ahí es nada. Una mañana difícil de superar, aunque no imposible. Nada es imposible en el Marco de Jerez.

  1. Harveys Palo Cortado VORS.
  2. Urium Palo Cortado.
  3. Valdespino Cardenal Palo Cortado VORS.
  4. Orborne PΔP Palo Cortado VORS.
  5. Barbadillo Palo Cortado VORS.
  6. Domecq Capuchino Palo Cortado VORS.
  7. Lustau Palo Cortado VORS.
  8. Delgado Zuleta Monteagudo Palo Cortado.
  9. Vinícola Hidalgo Palo Cortado Viejo VORS.
  10.  La Bota de Palo Cortado Nº41.