28 feb. 2011

Al Muvedre 2009

Al Muvedre 2009
Monastrell (100%)
14.5% VOL.
Compañía de Vinos Telmo Rodríguez
D.O. Alicante


Bueno, vamos a suponer que, dada la similitud de algunas palabras entre el francés y el catalán, y como la uva Monastrell tiene su homónima en la  Mourvedre francesa que tanto se utiliza en la zona del Ródano, el vino de que les hablo hoy se llamara  La Monastrell; pues no tendría nada de particular, puesto que el vino es un monovarietal de Monastrell. Lo de "Al" puede ser de Alicante; bueno,  no sé, es una manera de tratar de descifrar el nombre - algo rarito, no me digan que no, de este vino.
De nuevo un vino jóven - ¿no nos inclinamos hacia vinos en los que sobre salga la expresión frutal sobre la madera?, pues en éste sobre sale toda - sin crianza en madera, un vino 100% frutal, para no encontrarnos esa astringencia o tanicidad de algunos jóven con madera. Elaborado de la forma más tradicional, a partir de cepas viejas de Monastrell, de cara al Mediterráneo,  es un vino con mucho color, de capa media, le dicen algunos, con cuerpo, no por que sea jóven tiene uno que encontrarse el típico aguachirri que todos hemos conocido alguna vez, y muy goloso y de entrada fácil en boca. Notarán en nariz una fruta negra bien madura, como moras o ciruela en compota.
Y para los que no conozcan a Telmo Rodríguez, y su Compañía de Vinos, unicamente decirles que fué, y ahora vueve a ser, el enólogo de su Remelluri familiar, en La Rioja, que también elabora vinos en Ribera del Duero, Valdeorras (Galicia), Alicante, Toro, Málaga, Rueda, Cigales (ambas en Valladolid) etc, etc, y los que vendrán.
Yo, como fiel seguidor de los vinos de Alicante, no he podido evitar meterle mano a éste, dado que además su RCP es una risa. Y además, me resultan muy elegantes estas botellas borgoñonas, qué quieren que les diga... no les voy a decir que recuerden el nombre, pero es otro gran vino de Alicante.



21 feb. 2011

La Miranda de Secastilla 2007

La Miranda de Secastilla 2007
Garnacha (92%), Syrah y Parraleta.
13.5% VOL.
Bodegas Viñas del Vero
D.O. Somontano


Una comarca, el Somontano de Barbastro, en Huesca, que da nombre a una Denominación de Orígen, un valle, el de Secastilla, de antiguas costumbres vitivinícolas, y un pago, La Miranda, con especiales condiciones de clima y suelo, dan en conjunto nombre a este vino de pago de la excelente cosecha del 2007.
Casualmente comenté no hace poco en Sibaritastur que, personalmente, consideraba que la Denominación de Orígen Somontano, tras su crecimiento prometedor en los 90, había sufrido un pequeño estancamiento, no en vano, tres de su bodegas puntales como Enate, Viñas del Vero y Pirineos, habían sido noticia ultimamente bien por haber sido compradas por otras bodegas, caso de las dos  últimas - por bodegas González Byass y Barbadillo respectivamente - bien por su falta de solvencia en plena crisis, como fue el caso de la primera.

 El caso es que hacía bastantes meses ¿años? que no me animaba a comprar ningún vino del Somontano hasta que me encontré precisamente con este Miranda de Secastilla, un casi monovarietal de Garnacha, con 8 meses de crianza en barricas de roble francés, y me propuse descubrir qué había dentro. Encontré una garnacha franca, frutosa, con bastante suavidad en su entrada y golosa, y una madera disimulada. Reconozco que me sorprendió y que me gustó, tampoco es que vaya a comprar cuatro cajas, pero es un vino que sentó bien durante la comida, un sencillo guiso de pollo de campo en salsa. Y con buena relación calidad precio.
¿Nos animamos a probar su hermano mayor el "Secastilla a secas"?


Y otro detalle sobre el nombre del vino: "Según la antigua tradición de las gentes que habitaban este valle, casas, tierras y pagos son de herencia materna, de ahí que el Pago tenga nombre de mujer".
 Miranda, un nombre precioso por cierto.

15 feb. 2011

Habla del Silencio...2008

Habla del Silencio ...2008
Syrah (50%), Cabernet Sauvignon (30%) y Tempranillo
14.5 % VOL.
Vino de la Tierra de Extremadura
Bodegas y Viñedos de Trujillo


De nuevo nos encontramos ante un espectacular proyecto, una espectacular bodega. Arquitectura de vanguardia para unos vinos de vanguardia.
Puede que sea una de las etiquetas más sencillas y más pequeñas que se hayan visto jamás, y llevo años coleccionando. Imágen moderna y a la vez muy atractiva. Visiten su web y verán qué hay de cierto en lo que digo: Bodegas Habla

Y, sí, han leído bién; el vino es de Extremadura, concretamente de Trujillo, precioso pueblo que tuve ocasión de visitar en profundidad hace unos años, cuna del conquistador Francisco Pizarro.
Llevan ya unos años en el mercado estos vinos llamados "Habla": empezaron con unos monovarietales de Cabernet Sauvignon, Syrah y Tempranillo bajo los nombres de Habla Nº1, Habla Nº2 y Habla Nº3, respectivamente, de la cosecha de 2005. Más adelante continuaron con sus Habla Nº4, Habla Nº5, del 2006 y Habla Nº6, del 2007 y cada vino en botella negra, moderna, diferente, y cada vino diferente.

Con este Habla del Silencio...2008 nos echan un capote a los que no gastamos más de 20€ en un vino, y no precisamente porque no queramos, pero sí disfrutamos como el que más con un vino bien elaborado y que en cierto modo se sale de los típicos "cánones de belleza" riojanos o ribereños, entre otras cosas, y a título personal, porque cada vez más me chiflan los vinos con un buen aporte de uva Syrah, con una buena intensidad de color, de tinta de la que mancha pero bien, aromas intensos a fruta roja y negra. Un vino potente, con cuerpo, también se dice carnoso, una verdadera delicia.



... grosella, cereza, pimienta, moca, romero, ...

    


1 feb. 2011

Pajarete Montes de Málaga

Pajarete Montes de Málaga
Pedro Ximenez (80%), Moscatel de Alejandría (19%) y Tinta Rome
17% VOL.
Bodega Quitapenas
D.O. Málaga


Fue uno de los Desafíos de Verema más desafiantes, valga la redundancia, de todos los que me había presentado. Verán, les explico; en la web de Verema.com, además de las catas virtuales de las que ya les he contado algo, tenemos la posibilidad de participar una o dos veces al año en un concurso de cata ciega, o mejor dicho, doble ciega*. Así que en esa edición los participantes recibieron en sus domicilios 12 botellas sin más etiqueta que una simple numeración del 1 al 12, y la cuestión es simple: identificar zona de producción, variedades de uva empleadas, tiempo de crianza estimado, año de la cosecha,  etc, etc. Todo un cuestionario bastante detallado.
Ese año, según fuimos descorchando botellas empezaron a aflorar aromas de Moscatel en uno, de Pedro Ximenez en otro, otra vez Moscatel pero pálido,  este otro parece que lleva de los dos; uno color caoba oscuro, otro más claro, otro negro negrísimo, y finalmente hubo dos o tres tintos. Resumiendo se trataba de identificar 6 o 7 vinos dulces, todos de Málaga (eso lo supimos a posteriori) con diferente elaboración, y 2 o 3 tintos también de Málaga, de la Sierra de Ronda. Fue un Desafío muy difícil, ya les digo, pues los vinos dulces para los que solo los tomamos en Navidad, tienen muchas similitudes.

De todos los vinos dulces de esa edición me llamó mucho la atención el vino Nº 10 por su color cobrizo, unos reflejos anaranjados, rojizos. Un aroma poco franco de moscatel, como raro, y notas de uvas pasas, notas de corteza de naranja; denso, goloso, con mucha lágrima lenta.  resultó ser el Pajarete Dulce Montes de Málaga, una selección especial para el Proyecto Málaga Conarte, de Bodegas Quitapenas. Esta antigua bodega malagueña elabora desde hace tiempo este vino con un 80% de Pedro Ximenez, un 19 % de Moscatel, y un 1% de Tinta Rome, que hace que el vino tome ese matiz cobrizo que les comentaba. 3 años de crianza en roble americano mediante el dinámico sistema de Soleras y Criaderas acaba por dotar al vino de unas notas tostadas, madera vieja, bien integradas.


Bodegas Quitapenas, visiten su web y recuerden ese nombre, desde 1880 en Málaga, quitando las penas a más de uno a base de buenos vinos, con venta directa y varias tabernas repartidas por la ciudad.

* Cata doble ciega: cata en la que no se sabe absolutamente nada de los vinos que se van a catar; con botella tapada o sin etiquetas.