22 jul. 2012

Manzanilla Gabriela Oro

Manzanilla Gabriela Oro
Palomino (100%)
15% vol.
Bodega M. Sánchez Ayala
D.O. Manzanilla de Sanlúcar

He de reconocer, y creo que no es la primera vez que lo digo, que para una apasionado como yo de los vinos generosos - frikis nos llaman algunos -es un auténtico lujo vivir en pleno marco del jerez, ese triángulo ideal que forman las localidades de Sanlúcar, Jerez y El Puerto, aunque yo estoy por incluir dos vértices más, Chiclana y Chipiona, y formar una especie de pentágono irregular, con los finos y moscateles chiclaneros y los moscatel pasa de Chipiona, qué delicia!!.
Decía que es un lujo vivir aquí, porque hace años descubrí que las mejores manzanillas son las que sólo se venden en Sanlúcar, marcas muy locales, que ni siquiera en El Puerto, a apenas 20 km. las encuentras, en una especie de arrebato conjunto comercial como diciendo "estamos aquí, en la desembocadura del Guadalquivir, el que quiera probarnos no tiene más que venir por aquí". Y una de esas manzanillas fue  Gabriela, de Miguel Sánchez Ayala, para mi una de las manzanillas más naturales y más auténticas que existen, y en la que deberían reflejarse más de una de las llamadas "comerciales".
Pues ahora, estos de Sánchez Ayala acaban de rizar el rizo sacando su manzanilla Gabriela Oro, una manzanilla algo más vieja que la Gabriela - deduzco - que procede de la misma solera de Gabriela,  - deduzco también - y que se vendía antes solo a granel - esto sí que es cierto,  y nos la presentan con la siguiente declaración de intenciones: "Queremos compartir con los amantes de la manzanilla este tesoro que guardamos en Sanlúcar. Elegida por la familia. La bota de Gabriela Oro es un homenaje a nuestra cultura e historia bodeguera. Vino de sentimientos. Te recordará a atardeceres en Sanlúcar, brisa marina y noches de poniente". Por eso decía antes que hay que venir a Sanlúcar, al menos una vez, para ver el atardecer, sentir la brisa de poniente, y ...tomar una manzanilla Gabriela Oro. De todos modos yo me quedo con lo de Vino de sentimientos.
Gabriela Oro es un auténtico vino de pago, un vino de terruño jerezano. Las viñas que aportan el mosto proceden de la zona de Balbaina, en Jerez, junto a la carretera que lleva a Sanlúcar, de las fincas "Las Cañas" y "La Soledad". Así que estamos ante una manzanilla de Sanlúcar cuyo embrión es un fino y delicado mosto de palomino fino jerezana, y que se cría en las viejas botas y bocoys de la bodega, algunas de las cuales según he leído se remontan a la propia fundación de la bodega en 1789, y yo la verdad es que me lo creo. Esto no es nada nuevo, hay que tener en cuenta que muchas de las más antiguas bodegas sanluqueñas eran meros almacenistas de las grandes marcas jerezanas, que con el tiempo acumularon grandes cantidades de vino que los capataces han mantenido y que con el paso de los años se han convertido en vinos (manzanillas) ya muy hechos. (J.A. Dianes, 2007: "¿Génesis de una solera?")

Así que no es de extrañar, que con estos mimbres salga un vino como este,de color amarillo dorado intenso, con destellos verdoso, muy brillante; de pura crianza biológica, con esa flor tan presente en nariz; una nariz muy fresca y fina. Intensa como pocas, con aromas a bajamar - salitre, yodo, algas - notas amargosas a frutos secos. Una delicia.Y en boca es potente, muy expresiva, de excelente acidez y un larguísimo final, de las de tomar poco a poco. Una manzanilla enorme.






8 comentarios:

  1. Pues sí, amigo muy fino. Maravillosa y natural, sobre todo natural...pero no dejes de probar la Gabriela "etiqueta blanca", con una relación Calidad/Precio muy buena.
    Ah, y esta bodega es la que selecciona el equipo Navazos para sus manzanillas así que estamos ante una "prioma-hermana" de las mismas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No sólo los Navazos, pero ssshhhhhhh, ya sabes de quién estamos hablando ;)

    ResponderEliminar
  3. Probé la etiqueta blanca de Gabriela este fin de semana en Valdelagrana, en el Mendoza, y me sorprendió lo agradable que era esa manzanilla.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, Pepe, pues ya me estás dando una excelente noticia. ¿Dónde está el susodicho "Mendoza"? Lo buscaré; si tienen Gabriela deben de ser buenos...je, je!!
    Saludos, me alegra verte por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Exactamente, Catalán, ya sé, no solo navazos, pero es cierto que de una misma bodega se pueden sacar vinos muy diferentes. eso lo comprobé in situ con Antonio Barbadillo en La Cigarrera el otro día...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Descubrí la manzanilla Gabriela por casualidad en el mercado de la calle Feria en Sevilla y desde entonces es mi favorita. Es tan fina al paso por boca que siempre te pide más.

    ResponderEliminar
  7. Así es Manuel, yo la descubrí hace años, pero solo la veo por Sanlucar. Ni siquiera en El Puerto. Y la Gabriela Oro ni te cuento. Pero bueno, cuando puedo me agencio con alguna botella comprada en la propia bodega.
    Un saludo.

    ResponderEliminar