21 abr. 2017

Pedro Ximénez. Bodega Callejuela.


Pedro Ximénez Callejuela

Pedro Ximénez Callejuela
Pedro Ximénez 100%
16% vol.
Bodegas Callejuela
Sanlucar de Barrameda
D.O. Jerez

Es dulce, es amargo, es ácido y es salado, o salino. !Uhmmm! Los cuatro sabores. ¿faltaría el  umami, o eso es sólo para las comidas? 
Tiene el dulzor de la uva pasa, de la ciruela pasa, del higo seco de Almoharín, en Extremadura, que me encantan en Navidad. 
Tiene el amargor del café solo y sin azúcar, cuando se me olvida echárselo, del chocolate negro al 99% de Lindt, por ejemplo, del regaliz del bueno. 

Tiene la acidez de las gominolas, ese cítrico de las de cocacola, de las que me hinchaba cuando era pequeño, literalmente; y tiene el toque salino o salado, de las playas del sur, del salitre en la piel cuando vienes de la playa, ese que chupas sin querer en el cuello de la mujer, de la tuya, se entiende.

Todo eso, mezclado en un vino denso, denso, oscuro, oscuro, de aspecto yodado (Betadine), con una media de unos 20 años de crianza en botas de roble y una escasísima saca anual. Eso significa que el vino está más tiempo dentro que fuera, de la bota, claro. Por que dentro está unos 20 años, pero fuera, y en botella de 50 cl, pues apenas una tarde, o noche como fue en mi caso.

Según leo, se partió de una media bota de vino que el padre de los actuales propietarios, los hermanos Pepe y Paco Blanco, compró a Domecq hace ya años, y que poco a poco, pero muy poco a poco, han ido mezclando con otros vinos. Cuando por fin un día deciden embotellar algo, solo sacan 200 litros - las cuentas son redondas, ya que hay 400 botellas - y hasta el año que viene. No recuerdo un PX tan exquisito como este, si acaso el de Maestro Sierra, pero es mucho más viejo, o alguno de los grandes de Montilla, como los Toro Albalá, o Perez Barquero, pero este es un top sin duda; y de Sanlúcar, y adictivo.


Dice la bodega:

"Llegan fechas donde el vinos dulce comienza a reinar
 en nuestra mesa, siendo el Pedro Ximénez
 uno de los protagonistas.
Estos Mayetos (personas de campo con un gran conocimiento
de la vid y todas sus labores, que contaban
con viña, lagar propio y bodega, habitualmente pequeña, esos
eran los requisitos para ser Mayeto) 
nos ofrecen un Pedro Ximénez muy viejo
del cual apenas se embotellan 400 botellas al año
con el fin de darle al vino el tiempo que necesita para 
pertenecer a esta gama de vinos viejos".











No hay comentarios:

Publicar un comentario