7 feb. 2014

El brandy de Jerez es el brandy de Fernando de Castilla.

Debió ser hace unos 12 o 15 años cuando alguien me espetó: "Con la edad uno llega al brandy y a Pink Floyd". Con todo el mayor de los escepticismos dejé pasar los años necesarios y ahora me veo que desde hace unos meses me da por escuchar aquel Dark Side of The Moon o el Wish You Were Here, y de pronto me intereso por el brandy, por el brandy de Jerez, obviamente.
 Asistí no hace mucho a una master class sobre brandy de Jerez impartida por Victor Carrascal, enólogo y director técnico en el Consejo Regulador de la Denominación Específica Brandy de Jerez, y de un tiempo a esta parte me sorprendo de vez en cuando a mi mismo echando un vistazo a las botellas de brandy en las estanterías de las tiendas, y lo mejor de todo: ya tengo mi botella de brandy en casa, un brandy de Fernando de Castilla.


Cuatro cosas importantes habría que saber sobre el proceso de elaboración del brandy de Jerez:

  • El brandy es una bebida espirituosa que a diferencia de las demás como el whisky, la ginebra, el vodka etc, procede de la destilación de vino, es decir procede de la uva. De hecho la palabra brandy viene del holandes "brandewijn" que significa vino quemado.

  • El Brandy de Jerez es un brandy peculiar, diferente; su tradicional sistema de envejecimiento en botas que previamente han contenido vinos de Jerez, como olorosos, amontillados, etc., hace que sus propiedades organolépticas - aspecto, sabor, aroma - sean distintas a cualquier otro brandy.

  • Actualmente casi ninguna bodega de Jerez elabora brandy digamos "desde el principio" es decir, destilando el vino; la materia prima de la que se parte son las "holandas" , aguardientes de baja graduación  y de alta calidad (< 70% vol) procedentes de destilado de vino, que suelen comprarse en destilerías de La Mancha - Tomelloso, Socuéllamos. Vinos que están elaborados ad hoc a partir de la variedad Airen, y en menor medida de Palomino. Pero son vinos limpios, aptos para el consumo, vinos de calidad.

  • Las tres categorías que regula el Consejo Regulador, Solera, Solera Reserva y Solera Gran Reserva se diferencian no solo por el tiempo mínimo de envejecimiento reglamentario - 6 meses (1 año), 1 año (2 años), 3 años (8 años), entre paréntesis el tiempo mínimo real de envejecimiento de los brandis de Jerez, respectivamente - sino que también hay diferencias en cuanto al contenido en sustancias volátiles 150, 200 y 250 g./Hl de alcohol puro, respectivamente. Estas sustancias volátiles son la suma de ácidos volátiles, aldehídos, ésteres y alcoholes superiores - es decir, el etanol y el metanol no cuentan. Estas sustancias volátiles son la gracia del asunto, cuanto más mejor.

 

Bodega Fernando de Castilla

Posiblemente la bodega Bodega Fernando de Castilla no será ni de las más grandes, ni la más conocida ni siquiera la que venda mayor volumen de vino o brandy, pero si hablamos de calidad y del prestigio nacional e internacional que poco a poco se está labrando, en eso puede competir con cualquiera. "La bodega más selecta de Jerez" dice su slogan. Vinos viejos de la alta gama Antique, vinos más asequibles como la excelente gama classic (ver aquí: Manzanilla Classic). Una gama Antique que por una simple cuestión de principios no esta adscrita en las categorías de VOS o VORS pero que han superado los test de vejez correspondientes.
Y en cuanto a los brandis se refiere tampoco tienen nada que envidiar a las más conocidas. Una gama clásica formada por el brandy Solera Reserva y el Solera Gran Reserva, además del exclusivo brandy Fernando de Castilla Único Solera Gran Reserva, este último en una solera aparte y con una curiosa historia detrás: me cuentan que el anterior dueño de la bodega cuando creo la marca en 1972 mantuvo en crianza estática una selección de solo 15 de las mejores botas de brandy sin apenas tocar hasta que en el año 2001 se embotelló por primera vez; casi 30 años de crianza estática, y actualmente con mínimas sacas para reponer lo que se va embotellando y vendiendo. Un brandy con un nombre de lo más apropiado: ÚNICO.


La semana pasada tuve ocasión de catarlos in situ, desde la bota, en una especie de cata vertical desde las nobles "holandas" de alquitara hasta el producto terminado, con el progresivo descenso del grado alcohólico conforme avanza la crianza mediante el sistema de criaderas y solera, desde los 65% vol hasta los 38% vol. del Solera Gran Reserva. Una cuestión de la que dudaba y que el propio Jan Pettersen, actual propietario de la bodega, me aclaró, es que todos los brandis siguen soleras independientes, que nunca coinciden, es decir, que las primeras criaderas del Solera Gran Reserva NO se refrescan con las últimas del Solera Reserva, como yo pensaba, o sea, que son productos que se elaboran de principio a fin de manera independiente. Este brandy Solera Gran Reserva de unos 12 años de vejez, envejece primero en botas de roble francés Allier,al estilo de los Cognac, después pasa a botas de oloroso y posteriormente a botas de amontillado para completar una crianza completísima en matices. Roble francés, roble americano, oloroso, amontillado, etc...





El brandy Fernando de Castilla Único Solera Gran Reserva  es de una intensidad y de una elegancia en aromas extraordinaria. Algo más claro que el Solera Gran Reserva, Notas de nobles maderas viejas, tostados, vainillas...curiosamente el alcohol apenas se nota en nariz, por ejemplo, se puede realizar una inspiración profunda sin que la pituitaria proteste ni se activen los lagrimales; cosa que no ocurre con todos. En boca es sorprendentemente suave, muy agradable paladar, de larguísimo final, seco como un viejo oloroso, y donde vuelven las notas especiadas y tostados.

Capítulo aparte merecen la gama de brandis artesanos. Una selección de botas de tres brandis diferentes envejecidos 8, 10 y 15 años respectivamente en botas de roble americano envinadas de oloroso, oloroso viejo y amontillado. Este último, además, pasa después otros cuatro años en botas de roble francés Allier, para darle aún mayor complejidad si cabe.El etiquetado, también a mano, informa además del número de botellas de que consta el lote, de qué bota se ha sacado y cuantas botas forman el lote, todo ello firmado por el responsable de la bodega. También tienen un cuarto brandy envejecido en botas de roble francés Limousin envinadas de amontillado



Desde luego estos últimos brandis son algo atípicos, son unos brandis menos ajerezados, por decirlo de alguna manera, son algo más claros y desde luego son eminentemente secos y potentes en boca.

Por último, en un pequeño rinconcito de la bodega reposan 3 botas seleccionadas por el Equipo Navazos para sus botas de brandy Nº29 y Nº 43. Botas de roble americano envinadas de vino fino, que contienen un brandy extremadamente delicado y fino, de color amarillo dorado viejo, como el de un fino viejo. Esa bota Nº2 que está detrás mía es una verdadera delicia. Con un contenido alcohólico algo más alto es otra rareza digna de probar.







_______________________

Gracias a Fernando Romero y a Jan Pettersen por sus explicaciones a un neófito como yo en este otro interesantísimo mundillo del brandy de Jerez. Creo que volveré...!

Bodegas Rey Fernando de Castilla - C/ Jardinillo, 7 al 11
Jerez de la Frontera - 11404 Cádiz - España 
Teléfono: +34 956 18 24 54 - Fax: +34 956 18 22 22
Email: bodegas@fernandodecastilla.com




3 comentarios:

  1. Gran post Guillermo. Cómo me arrepiento de no haberte acompañado, más siendo yo un forofo del brandy de Jerez. En fin, que pa la próxima ocasión cuenta conmigo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tuviste una oportunidad, como dijo Mecano...ja, ja!! la verdad es que fueron casi 2 horas y media de visita unipersonal, catando todo lo catable, que tampoco lo he contado todo. No dejé escapar su fino en rama, ni su palo cortado, en fin...seguro que habrá otra ocasión.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Me han regalado, mis hijas y Sra. Una botella de brandy S. G. Reserva de Fernando de Castilla, y estoy deseando abrirla y tomarme media copita en casa tras el café, soy un aficionado al brandy de Jerez y tengo en casa unas doce botellas de brandy, desde el Carlos I Imperial al Ximenez Spilnola 3000 botellas, me da la impresión de que me va a pesar el no haberlo probado antes, estoy muy ilusionado con este regalo que menciono, qué tontería me digo,pero es que es así , mi ilusión es hacerme con una botella de Fdo. De Castilla Único, que no dudaré si me gusta este, aunque a escondidas de la Sra. que , en confianza, no les importa que les regalen un perfume de 150€ un grasquito, po es un crimen que el marido se lo gaste en un buen brandy. Un cordial saludo desde Guadarrama, y les contaré .

    ResponderEliminar